Ldo. John W. Jimenez G. Colegiado Nº 24099 COFM

Ldo. John W. Jimenez G. Col. Nº 24099 COFM

No te pierdas todas nuestras novedades

“Mi perro ladra hasta dormido”: Como reeducar a tu perro.

Es de noche, muy tarde. Estas profundamente dormido(a) cuando te despierta un ruido familiar ¡otra vez tu perro ladrando de noche! Te acercas a comprobar si le sucede algo, pero todo parece estar en orden… O al menos eso crees. Y lo primero que piensas es “¡Vaya pesado!”. Si esta historia te suena familiar ¡no desesperes! Sigue leyendo que te ayudaremos a ponerle fin a esta historia de ladridos y como hacer para reeducar a tu perro.

Pero… ¿realmente está todo bien con tu perro?

Los ladridos son el idioma de nuestros amigos los perros. Son la forma de comunicación principal que tienen ante cualquier situación. Algunos dueños incluso conocen tan bien a sus peludos que pueden intuir lo que les sucede dependiendo del tono del ladrido. Pero la realidad es mucho más complicada, y es que a veces tu perro puede ladrar por absolutamente todo y como cualquier hábito, cambiarlo no será fácil. Requerirá de mucha paciencia, compresión y cariño.

Lo primero es identificar que puede estar provocando que tu perro ladre por todo, estas preguntas te pueden ayudar:

  • ¿Tu perro pasa mucho tiempo solo? La soledad es uno de los grandes causantes de estrés, ansiedad, entre otros. Los perros son animales sociales y necesitan la compañía de otros iguales y de los humanos. Si este es el caso y no puedes pasar más tiempo juntos, podrías buscarle un compañero peludo a tu amigo.
  • ¿Se pone ansioso cuando te vas? Tu mascota puede sufrir de ansiedad por separación, un problema de comportamiento que presentan algunos perros cuando se quedan solos en casa. Este punto está muy ligado al anterior, por lo que conseguirle un compañero puede ser una buena solución.
  • ¿Tu perro es muy inquieto? Si tu perro es cachorro o tiene mucha energía, puede que esté tan emocionado todo el tiempo que no sepa controlarse. Si es el caso, ayúdale a comportarse premiando sus actitudes tranquilas para fomentarlas.
  • ¿Tu perro tiene todas sus necesidades básicas cubiertas? No solo la comida y el baño es importante; los mimos, la compañía, los juegos, los paseos, su espacio, son algunas de las necesidades que también son básicas para ellos y que necesitan de atención. Asegúrate que todas estén cubiertas.
  • ¿Sueles ponerlo en situaciones frustrantes? Tu perro tiene sentimientos. No lo expongas a situaciones que pueden llegar a ser frustrantes para él. El engañarlo para que persiga cosas que no están allí, por ejemplo, pueden llegar a irritar a tu perro.
  • ¿Tu perro es anciano? La pérdida de sus capacidades por vejez, puede ser otra razón por la cual tu perro ladra mucho más. Los perros viejos necesitan de cuidados especiales. Puedes consultar aquí algunos consejos.
  • ¿Tu perro padece alguna fobia? Para determinarlo, tienes que estar atento a cómo se comporta en determinadas situaciones. Por ejemplo, puede tener miedo a los ruidos muy fuertes y esto puede estar ocasionándole ansiedad.
  • ¿Tu perro no está habituado a socializar? Si tu perro no ha estado en contacto con otras personas o animales desde cachorro, es posible que tenga problemas para socializar. Esto es un tema delicado y lo mejor es que consultes con un Veterinario para que te ayude a determinar cuál es la mejor alternativa para ayudarle.
  • ¿Tu mascota hace el ejercicio suficiente? Algunos perros ladran por todo porque tienen mucha energía contenida y necesitan descargarla. Los paseos y el ejercicio deben estar dentro de su lista de tareas diarias.
Mi perro ladra por todo, mi perro ladra mucho, reeducar a tu perro, reeducar a mi perro, como adiestrar a un perro, como reeducar a mi mascota.

… y más consejos para reeducar a tu perro

Además de las recomendaciones específicas que hemos tratado en la sección anterior, hay más cosas que puedes hacer para garantizar un estado de bienestar de tu perro que ayude a superar la necesidad de estar ladrando por todo.

La tranquilidad en casa es vital para el bienestar de tu mascota. Brindarle lo que necesita cuando lo necesita, es la mejor forma que tienes para ayudarlo a estar bien. No lo regañes: esto solo hará que se ponga más nervioso y que acentué el problema.

¡Enhorabuena por dar el primer paso para ayudarle! Ahora, a armarse de paciencia. Aunque no suene fácil, estamos seguros de que merecerá la pena.

Y no olvides que, ante cualquier duda o consulta, contacta con nosotros que estaremos encantados de atenderte.

Compártelo en las redes sociales

;

Log In

create an account