Ldo. John W. Jimenez G. Colegiado Nº 24099 COFM

Ldo. John W. Jimenez G. Col. Nº 24099 COFM

No te pierdas todas nuestras novedades

Cómo detectar y cómo tratar la otitis en perros

El oído del perro se compone de oído externo, medio e interno. El oído externo está formado por el pabellón auricular y el conducto auditivo. La longitud del conducto auditivo varía, según la raza, entre 3 y 10 cm.

La parte superior del conducto auditivo es vertical, pero, superado un determinado ángulo, llega a una sección horizontal que desemboca en el tímpano. Dicho conducto está cubierto por una piel similar a la de la superficie del cuerpo.

¿Qúe causa la otitis?

Existen determinadas patologías que pueden provocar otitis: parásitos como los ácaros, distintos tipos de alergias, cuerpos extraños en el oído o trastornos hormonales. También puede estar originada por problemas en la producción habitual de queratina o por la presencia de pólipos o tumores en el conducto auditivo del perro.

Otros factores que contribuyen a que un perro desarrolle otitis son una alta producción de cerumen o la abundancia de pelo en el conducto auditivo, así como una excesiva limpieza o el uso de bastoncillos de algodón. Además, los perros que se mojan las orejas con frecuencia corren un mayor riesgo.

Al dañarse el conducto auditivo pueden proliferar bacterias y/o hongos y deteriorar este aún más.

¿Qué síntomas tiene?

Es posible que el perro sacuda la cabeza o se rasque las orejas. La otitis también puede resultar dolorosa.

En ocasiones el pabellón auricular se enrojece, inflama y produce una mayor secreción, cuyo aspecto varía dependiendo del tipo de infección del que se trate, pudiendo ir desde el marrón oscuro o amarillo purulento al verduzco. Los oídos también pueden emitir un intenso mal olor.

¿Cuál es el diagnóstico?

El veterinario examinará el pabellón auricular y el exterior del conducto auditivo. Las partes más profundas del oído se exploran con un otoscopio. Este incorpora tanto luz como un cristal de aumento, lo que permite al veterinario la detallada inspección del conducto auditivo y del tímpano.

Con ayuda de un bastoncillo de algodón se recoge secreción y se despliega sobre un portaobjetos. A continuación, la secreción del oído se estudia en un microscopio para verificar la posible presencia de parásitos, lo que se conoce como examen citológico. La muestra se analizará de nuevo en el microscopio, ahora con un mayor aumento, a fin de determinar el tipo de bacterias y/u hongos.

¿Cuál es el tratamiento de la otitis en perros?

En caso de otitis, deberán limpiarse los oídos con un disolvente de cerumen. El producto escogido dependerá del tipo de infección y del aspecto de la secreción auditiva. El objetivo de la higienización es eliminar la cera y reducir la cantidad de bacterias y/u hongos.

El perro suele ser tratado también con gotas para los oídos sujetas a receta médica, en función igualmente del tipo de infección en cuestión. Con el oído limpio, las gotas surtirán un efecto mucho mayor que cuando está sucio.

Productos recomendados para tratar la otitis en perros

– Nacotil

Solución ótica de uso externo para la higiene regular del pabellón auricular y del conducto auditivo externo y/o limpieza. Para el mantenimiento de las condiciones fisiológicas del oído. No irritante.

– Abelia Glycozoo

Solución ótica y dermatológica acuosa, no irritante con acción cerumenolítica, lipolítica y secante para el cuidado del oído en perros y gatos. Contiene Ácido Bórico y Ácido Glicólico. Acción cerumenolítica, lipolítica y secante. Mantenimiento de las condiciones fisiológicas del oído. Contiene Ácido Bórico y Ácido Glicólico. Su presentación en líquido permite que se reparta bien por todo el oído.

– OtoClean 

Elimina la suciedad de los pabellones externos de las orejas de tu mascota. Podrás usarlo tanto en la higiene diaria auricular como para la prevención de la otitis o como adyuvante durante el tratamiento de esta dolencia. Mantiene libre de acúmulos de suciedad, cerumen o secreciones.

– Otoact

Gotas limpiadoras de oídos para perros y gatos disuelven la cera, eliminan la suciedad y limpian suavemente el canal auditivo mientras reducen el enrojecimiento y el picor. Son ideales para el cuidado de los oídos. Además, su olor es muy agradable.

Ayude a gatos y perros contra el mal olor, los problemas de oídos y el picor de la piel, usando rutinariamente las gotas Otoact para mascotas. Eliminan el exceso de cera y la suciedad. La solución limpiadora de oídos para perros penetrará eficazmente en los canales auditivos estrechos, peludos y sucios y los limpiará mientras actúa como eliminador de olores. Nuestros productos de limpieza para perros también ayudarán a controlar y calmar el picor de oídos.

El frasco exprimible de 100 ml tiene una cómoda boquilla aplicadora que facilita la aplicación de la solución limpiadora directamente en los oídos. No deja residuos aceitosos.

– Omniotic

Cuida las orejas de tu mascota y su higiene con este limpiador de oídos para perros y gatos Omniotic. Su solución limpiadora elimina la cera y los detritos del conducto auditivo externo mientras que el ácido salicílico contribuye a limpiar la suciedad del pabellón auricular. Elaborado a base de aloe vera, hojas del árbol del té y lavanda, este limpiador de oídos para perros y gatos tiene propiedades cicatrizantes, antiinflamatorias y regeneradoras.

El contenido de aceites esenciales de orégano de este limpiador de oídos para gatos y perros actúa como fungicida y bactericida y reduce el riesgo de que tu mascota sufra infecciones auditivas. Su uso regular conserva el equilibrio del pH natural de la piel debido a su contenido en EDTA. Diseñado para calmar el epitelio, este limpiador de oídos para perros y gatos Omniotic no es irritante. Y además tiene una agradable fragancia que hará que las orejas de tu mascota siempre huelan bien.



Compártelo en las redes sociales

;

Log In

create an account