Ldo. John W. Jimenez G. Colegiado Nº 24099 COFM

Ldo. John W. Jimenez G. Col. Nº 24099 COFM

No te pierdas todas nuestras novedades

¿Tiene ansiedad mi perro o gato?

Han sido meses, años de cambios para todos nosotros. El estrés y la ansiedad vividos por la situación acontecida han marcado los últimos tiempos para muchos de nosotros, y también para muchas de nuestras mascotas, tan conscientes de la situación como nosotros. Limitación de tiempo en los paseos o restricciones para socializar entre nosotros, que también afectan a la socialización entre perros, son factores que han podido afectar negativamente a nuestras mascotas. Es importante detectar si vuestro perro padece problemas de estrés y en ese caso, poder tomar las medidas adecuadas para poder ofrecerle los cuidados que necesita para combatir y si es posible solucionar totalmente este problema.

Síntomas de ansiedad o estrés en perros y gatos

Entre los principales síntomas de estrés en nuestra mascota podemos encontrar cambios repentinos en el carácter, gruñidos bostezos, pérdida de apetito y problemas gastrointestinales como vómitos, diarrea, entre otros.

La tensión y ansiedad acumuladas pueden ser causa de este problema, impidiéndoles estar tranquilos y calmados e incluso pudiendo derivar en conductas indeseadas como el mordisqueo de mobiliario, zapatillas o cualquier otro elemento de nuestro hogar que les permita desfogarse y liberar la tensión y estrés acumulados.

La pérdida de pelo es uno de los síntomas más graves que pueden derivarse de una situación de estrés crónico en nuestra mascota, pudiendo caerse el pelo de nuestra mascota de forma “natural” (como consecuencia de la ansiedad), por un lamido compulsivo o porque nuestro perro se lo arranque con los dientes. En cualquiera de los casos es importante que consultemos este problema con un profesional veterinario, que nos asesore e indique cuáles son las posibles causas de esta situación y nos indique las medidas a adoptar para solucionar el problema.

Otro síntoma habitual puede ser el jadeo constante. En caso de que observemos que nuestra mascota presenta jadeos recurrentes y que no son fruto de haber realizado ejercicio, estos pueden ser un síntoma de ansiedad en nuestro can. Especialmente si dichos jadeos van acompañados de gemidos tristes y pequeños llantos.

Por último, también podemos detectar un miedo a los demás perros u otras personas con respuestas huidizas y esquivas cuando se encuentra con otros humanos o animales también pueden poner de relieve la situación de estrés que padece, un rascado excesivopudiendo provocar que nuestro can se haga heridas y sangre a consecuencia de la ansiedad, o un comportamiento indiferente hacia los demás, mostrándose apático y con apariencia cansada y sin ganas de hacer nada.

¿Cómo tratar estrés y ansiedad en peros y gatos?

Como siempre hacemos hincapié, lo mejor es consultar a nuestro veterinario, para lo cual, mientras dure la situación de excepcionalidad del estado de alarma, es importante que llamemos para solicitar asesoramiento y cita previa. Sin embargo, existen determinadas pautas o medidas que podemos llevar a cabo para tratar de solucionar el problema del estrés en nuestros perros, especialmente dadas las circunstancias excepcionales que vivimos.

Juega más con él: La falta de ejercicio y socialización puede ser la consecuencia del estrés de nuestra mascota para lo que podemos tratar de suplir ese ejercicio y sociabilización con otros perros jugando más con él. Existen diferentes juguetes que les pueden mantener entretenidos y que además nos permitirán pasar buenos ratos con él.

También es interesante utilizar el refuerzo positivo premiando sus buenas conductas, recompensándole con golosinas, caricias y palabras de aprobación.

Sin embargo, lo más importante es aumentar en estos casos el amor y el cariño, siempre una gran medicina para este tipo de problemáticas. Darle nuestro afecto y cariño puede ser un aspecto clave a la hora de ayudarle a superar estos momentos de ansiedad.








Compártelo en las redes sociales

;

Log In

create an account