Ldo. John W. Jimenez G. Colegiado Nº 24099 COFM

Ldo. John W. Jimenez G. Col. Nº 24099 COFM

No te pierdas todas nuestras novedades

Primeros días de un gatito en casa: ¿Qué debo hacer?

Los primeros días de un gato recién nacido es un reto fascinante a la vez que desafiante y queriendo hacer lo mejor para el gatito, pero sin saber cómo, podemos caer en errores que pueden llegar a ser fatales para el animal. Hoy os vamos a dar unas pequeñas claves que debes seguir para cuidar a un gato bebé.

  • Ten cuidado en cómo coges al gato. Lávate las manos antes y después de cogerlo y hazlo con mucha suavidad. Durante las primeras semanas y si tienes otros animales en casa procura que duerman separados y que no compartan la comida y la caja de arena.
  • El gato tiene que estar calentito. Los gatos de menos de dos semanas de vida no son capaces de regular su temperatura corporal por lo que tendrás que mantenerlos calentitos. Puedes utilizar una almohada térmica o una bolsa de agua caliente pero nunca dejes solo al gato con la almohadilla. Estando con su madre, se mantienen calentitos acurrucándose junto a ella. Para saber si tiene frío, revisa sus almohadillas y procura es que estén calentitas. Es probable que llore si tiene frío.
  • ¡No saben hacer pis! Otra de las principales tareas que deberás realizar será la de provocar que haga pis y caca. Los gatos tan pequeñitos no saben cómo hacerlo y es la madre la que se encarga de estimularlos. Moja un algodón con agua tibia y frota su zona anal hasta que haga sus necesidades.
  • Consigue que descanse. Procura un lugar para que el gatito pueda dormir y esté a gusto y tranquilo en una habitación que sea calentita. Puedes utilizar una caja y colocar una toalla.
  • Mantén limpio a tu gatito. Solo necesitarás un paño mojado en agua tibia para limpiar al gato bebé. Pasa el paño por su pelaje y vuelve a pasar otro paño, esta vez seco.
  • Lógico: acude al veterinario. Procura llevar al gatito al veterinario lo más pronto posible. El especialista podrá revisarlo y ver si tiene algún parásito y pueda comprobar la salud del animal.

¿Debo darle leche a mi gatito?

Otra de las principales dudas viene con el tema de la alimentación, más concretamente de si debo darle o no leche. La mejor opción es darle leche sustitutiva en polvo especial para gatos. También tendrás que hacerte con un biberón. Cuando le des el biberón no lo sujetes como si fuera un bebé, procura mantener la posición que adoptaría si estuviese con su madre. El gatito ajustará la tetina en su boca y cuando termine no olvides hacer que eructe. Durante las dos primeras semanas de vida, los gatitos bebés comen cada dos o tres horas, a partir de las dos semanas podrá espaciarse a las tres o cuatro horas.

Con respecto a la alimentación de estos gatitos, es importante saber que los gatos son animales de costumbres, así que establecer una rutina cotidiana con lo que comen los gatos en casa lo antes posible es lo mejor tanto para ti como para tu mascota. Alimenta a tus gatitos bebés en el mismo lugar y a la misma hora todos los días, en una zona tranquila donde puedan relajarse, bien lejos de su caja de arena.

Escoge una superficie que pueda limpiarse con facilidad, o utiliza un recipiente de alimentación para gatitos bebés, y utiliza siempre un bol limpio, ya que los gatos son criaturas muy particulares. Algunos gatitos bebés puede que prefieran comer en un tazón plano o platillo (¡esto también puede ayudar a retrasar lo rápido que comen los gatos!).

Hay muchos tipos de leche, ¡pregunta en tu centro veterinario!

Dar leche de vaca a un cachorro de perro o gato es un error. Es de esas cosas que siempre se han hecho y se hacen y que por suerte para los cachorros, no siempre tienen malas consecuencias, aún así, no es recomendable.

La leche de vaca es mucho más pobre en nutrientes que la leche de la perra y la gata por lo que los cachorros siempre se quedarán con hambre. Y además también tiene un contenido en lactosa mucho mayor por lo que los cachorros pueden tener graves problemas digestivos como estreñimiento diarrea (lo que agravaría esa desnutrición). Por lo tanto, queda claro que la leche de vaca y sus derivados (yogurt, queso, etc.) no son una buena opción para alimentar a un cachorro hambriento.

Entonces, la pregunta que os planteáis es: ¿Qué le puedo dar? Pues bien, en las tiendas de animales y veterinarios, así como en las farmacias veterinarias como Farmavet Faunahay leche para perros adaptada para cachorros. Normalmente viene en polvo, por lo que su conservación es mucho más fácil que si viniera en estado líquido. Si tenemos acceso a este tipo de leche es la mejor opción, ya que viene especialmente formulada para darle la cantidad suficiente según la edad del cachorro en semanas y el tamaño que tendrá nuestro perro en un futuro, de esta manera nunca se va a quedar con hambre y podremos nutrirlo correctamente.

Como en todos los artículos, hay distintas marcas y con distinta calidad, pero en general, todas están bien y siempre será mejor que darle leche de vaca. ¡Para valorar diferentes marcas y precios estaremos encantados de atenderte en Móstoles!

Compártelo en las redes sociales

;

Log In

create an account