Ldo. John W. Jimenez G. Colegiado Nº 24099 COFM

Ldo. John W. Jimenez G. Col. Nº 24099 COFM

No te pierdas todas nuestras novedades

Fiebre en gatos: Lo que debes saber

¿Sabías que los gatos pueden tener fiebre? Al igual que en los humanos, la fiebre es un síntoma de que algo no está bien con su salud. El causante puede ser de origen bacteriano o virus, e incluso de enfermedades como la Leucemia, la Pancreatitis, entre otras. Más allá de su origen, lo importante ante cualquier enfermedad es diagnosticarla a tiempo y de allí la importancia de poder identificar si nuestro amigo peludo tiene fiebre.

¿Cómo saber si mi gato tiene fiebre?

Los gatos adultos suelen tener una temperatura corporal de entre 38º y 39º, y en los cachorros puede llegar a 39.5º. A partir de esta cifra se considera que tiene fiebre. Para medir su temperatura puedes insertar el termómetro por su recto o llevarlo a un veterinario para que lo haga.

Si tu gato no es demasiado nervioso y te animas a tomarle tú la temperatura, ten en cuenta que tu actitud debe ser calmada, para transmitirle una sensación de tranquilidad a tu gatito. Introduce el termómetro de forma suave mientras le acaricias y hablas para que se mantenga calmado todo el tiempo.

Hay otros síntomas que también te pueden ayudar a determinar que algo no está bien con tu minino. Uno de ellos es su nariz, que al igual que los perros, siempre debe estar húmeda. Cuando los gatos tienen fiebre, la nariz se reseca y está caliente. Otro de los síntomas es estar acelerado; su respiración y corazón late más deprisa.

La higiene personal suele ser algo que los gatos atienden con mucho cuidado y si lo descuidan, puede ser un claro indicio de que no se encuentra bien, además de, lógicamente, pérdida del apetito y de las ganas de beber agua, escalofríos y temblores también son bastante común en gatos con fiebre.

Fiebre en gatos, sintomas y prevención de la fiebre en gatos, que debo hacer si mi gato tiene fiebre, como saber si mi gato tiene fiebre

¿Qué debo hacer si mi gato tiene fiebre?

Primero que todo, no olvides mantener la calma. Al igual que en los humanos, en imprescindible mantenerlo hidratado. Esto lo puedes hacer con ayuda de una jeringuilla llena de agua o con comidas húmedas, que seguramente le apetecerán más que el pienso.

Para que mejore su temperatura, puedes ubicarlo en un sitio fresco y refrescarlo con compresas húmedas sobre su frente, barriguita y patitas. Esto lo puedes hacer varias veces y continuar tomando la temperatura para ver su evolución.

Hagas lo que hagas, lo más recomendable es que contactes con tu veterinario. Además, si la temperatura de tu gato supera los 41º debes llevarlo inmediatamente a la clínica veterinaria más cercana. La fiebre puede ser síntoma de algún virus, pero también de algo más grave y solo tu veterinario está capacitado de hacer los estudios que crea pertinente para garantizar la salud de tu amiguito peludo.

Y recuerda que en Farmavet Fauna estamos para servirte y mantener la calidad de vida de tu querida mascota. Es nuestro trabajo y satisfacción poder brindar bienestar.

Compártelo en las redes sociales

;

Log In

create an account